Relajante, Revergen N°2

$10,900

La naturaleza con su perfección infinita nos regala sus formidables hierbas para relajar el sistema nervioso central.

El té o la infusión relajante te ayuda a dormir y en los momentos de stress te ayuda mantener la calma ya que relaja tus músculos y calma tu ansiedad.

La efectividad del te es muy rápida para calmar los nervios.

Categoría:

Hoja de naranjo:

sedante

Calmar problemas estomacales asociados al estrés:

Si tienes molestias estomacales asociadas al estrés (retortijones, diarrea, malestar estomacal…) , el mismo té de hojas de naranja puede ayudarte a aliviarlas.

Fortalecer el sistema inmune:

Algunos expertos apuntan que las hojas de naranjo pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune, mejorando así nuestras defensas, gracias a su poder antioxidante. Toma una taza al día y notarás los resultados.

Ayudar a dormir o a descansar mejor:

Si padeces insomnio, te cuesta dormir o cuando lo haces tu sueño es agitado y no consigues descansar, las horas de naranjo son un excelente remedio para combatir estos síntomas. Tan solo tienes que hervir un puñado de hojas frescas en agua durante cinco minutos, colar y tomarte la infusión caliente. Su sabor será algo amargo, por lo que puedes endulzarla si lo deseas o añadirle algún saborizante, como hojas de hierbabuena o un chorrito de jugo de limón.  Sus propiedades sedantes te ayudarán a conciliar el sueño y a descansar mejor.

 

Una ayuda extra en casos de resfriado:

La naranja, como todos los cítricos, es un buen aliado para los catarros y resfriados. Pero, lo que muchos no saben es que sus hojas pueden ayudarnos también para aliviar los síntomas propios de esta afección, como tos, congestión y dolor de garganta. Basta con tomar una infusión de sus hojas una vez al día para notar sus efectos.

 

En caso de crisis nerviosa:

Las propiedades sedantes de la hoja de naranjo la hacen muy indicada para tratar casos de crisis nerviosas. Añade un mayor concentración de hojas (algo más de un puñado) al agua hirviendo y toma la infusión de dos a tres veces al día.

Cedrón:

Hojas de cedrón

Propiedades del cedrón:

Antisépticas, antiinflamatorias, antipiréticas, carminativas y sedantes.

Por su efecto carminativo, se puede usar en caso de meteorismo, ya que favorece la expulsión de gases.

Gracias a sus propiedades sedantes, es beneficioso para tratar insomnio y trastornos nerviosos, como la ansiedad.

El aceite de cedrón se puede utilizar para curar heridas de la piel y evitar posibles infecciones en su uso tópica,  ya que tiene propiedades antisépticas, al mismo tiempo que disminuye la inflamación por sus propiedades antiinflamatorias.

Como antiespasmódico, se usa en dolores cólicos de tipo biliar, renal, intestinal o menstrual. Produce relajación de la fibra muscular, y disminuye de esta forma el dolor.

Se usa en casos de dispepsia, o mala digestión, en casos de sensación de pesadez luego de las comidas, hinchazón, eructos frecuentes o constipación. Actúa como tónico digestivo favoreciendo la digestión.

En caso de crisis nerviosa:

Las propiedades sedantes de la hoja de naranjo la hacen muy indicada para tratar casos de crisis nerviosas. Añade un mayor concentración de hojas (algo más de un puñado) al agua hirviendo y toma la infusión de dos a tres veces al día.

Melisa:

Sedante melisa

La melisa es utilizada para aliviar los trastornos del sueño por su actividad sedante y ansiolítica.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda su uso tradicional para aliviar los síntomas de estrés mental y para facilitar el sueño, así como para los trastornos digestivos, leves, como distensión abdominal y flatulencia. Así mismo, la Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia (ESCOP) recomienda emplearla para dormir bien, así como para tratar el nerviosismo, la inquietud y la irritabilidad, así como para el tratamiento sintomático de desórdenes digestivos menores como espasmos.

 

Descubre mediante esta Master Class Gratuita el origen y cómo solucionar tu hinchazón, gastritis y dolor de cabeza