¿Los gases son un problema para ti?

Los gases intestinales son el mal de muchísimas personas después de una comida copiosa. Estos no solo son incómodos, sino que pueden llegar a producirnos dolor e incluso pueden afectar a la salud de nuestro estómago, pero ¿por qué se producen esos gases?, ¿cuándo deberíamos ponerle remedio? Pues no te lo pierdas porque en este post de hoy voy a hablar sobre ellos y sobre todo cómo evitarlos.

Para empezar, te informo que es muy normal que la gente se pregunte si necesita o no tomar pastillas para reducir los gases intestinales. Las pastillas pueden resultar muy beneficiosas para personas con muchos gases y flatulencia, pero también para aquellas personas que quieran disminuir la sensación de vientre hinchado.

El problema real está cuando hay un exceso de gases acumulados o cuando se dan situaciones fisiológicas que impiden su correcta expulsión. En estos casos se puede sufrir de momentos realmente incómodos e incluso dolores.

El exceso de gases en el sistema digestivo, se le conoce como aerofagia o flatulencias; esta dolencia puede afectar negativamente a la salud de nuestro estómago, en este caso éste se inflama en exceso y produce sensación de pesadez y es muy habitual la aparición de dolor en la zona del abdomen.

¿Qué provoca la acumulación de gases y flatulencias?

Hay numerosos motivos médicos que provocan la aparición de los gases, y es muy común que estos se acumulen en el estómago por razones cotidianas que no prestamos atención.

Entre estas razones se tiene: hábitos adquiridos y alimentos desencadenantes.

A continuación, describo algunos malos hábitos diarios:

  1. Por tragar aire a la hora de comer.
  2. Comer demasiado rápido
  3. Comer con nerviosismo y ansiedad
  4. El padecimiento de estrés a diario
  5. Tomar bebidas con gas en exceso.

En cuanto a ciertos alimentos que provocan gases se tiene los siguientes:

  1. Las legumbres
  2. Algunos vegetales
  3. Carnes
  4. Grasas
  5. Exceso de fibras.

Por otra parte, es necesario acotar que en muchas ocasiones, los gases se pueden dar por una alteración en nuestra flora intestinal. En estos casos el uso de prebióticos provenientes de los alimentos son muy útiles para reequilibrar nuestra flora alterada; en todo caso, si esto sucediera te recomiendo que se lo consultes a un especialista o experto en trastornos gastrointestinales para que te dé el diagnóstico adecuado.  

Ahora bien, es importante saber que haciendo cambios en tus hábitos alimenticios y en nuestro comportamiento en la mesa acabaremos con estos gases.

Te aseguro que notarás que esos gases disminuyen, a la vez que consumes menos bebidas o refrescos con gas y seguirán disminuyendo a la par que controles el consumo de alimentos que los provoquen; aun así, te recomiendo también que procures no hablar mientras comes, eso te ayudará a controlarlos, y si has cambiado estas costumbres y aun así sientes que no es suficiente, entonces sí que te recomiendo que pruebes alguno de los remedios que te voy a dar a continuación.

El primer remedio es la Aquilea Gases, este es un remedio natural tipo solución que contiene anís verde, hinojo y alcaravea.

Estas plantas han sido tradicionalmente utilizadas para favorecer la eliminación de gases y disminuir sus molestias. Para notar su efecto basta con consumir 1 o 2 comprimidos después de cada comida.

Otro producto que les recomiendo es Diges Gases, el cual es un remedio natural que puedes combinar perfectamente con tu dieta y tu estilo de vida. Al igual que el producto anterior, este también contiene anís verde, hinojo y alcaravea, y de la misma manera te recomiendo que tomes 6 comprimidos al día (2 en cada comida), además estos comprimidos pueden disolverse en agua fría o caliente como bien tú prefieras.

Asimismo, les voy recomendar un producto que está indicado también para los niños. Hablamos de Neo Peques (porque ellos también pueden tener problemas de gases intestinales). Este es un producto que elimina los gases, alivia el dolor y las molestias en la zona abdominal de los más pequeños. Así que pensando en ellos les recomiendo este producto, porque está hecho a base de plantas de acción antiespasmódica que previenen cualquier malestar digestivo porque contiene néctar de agave que se hace a partir de azúcares naturales no refinados y no cariogénicos muy importante para que no les salgan caries a nuestros niños, para evitar también los picos glucémicos en ellos.

El modo de uso correcto depende de la edad del niño; si tiene menos de 3 años es un profesional quien debe determinar si lo tiene que tomar o no dependiendo de la gravedad. De 3 a 5 años puede tomar 10 mililitros al día en una sola toma o en varias y si es mayor de 5 años puede tomar 20 mililitros también iguales en una o en varias tomas.

Constantemente les recuerdo a mis pacientes que para sanar nuestros órganos no es suficiente consumir un producto o hacer una dieta. Esto ayuda pero no es la solución; deben hacer algo integral y completo.

 Basado en más de 14 años de experiencia he logrado ayudar a muchísimas personas con problemas gastrointestinales como: colon irritable, gastritis, ulceras, colitis ulcerosas, entre otros.

Lo primero que hago es enseñarles que el cuerpo humano reacciona con su similitud natural, en este caso serían los alimentos naturales como: frutas, verduras, semillas, cereales, legumbres, hongos, plantas, hierbas, etc. Cuando incluimos en nuestra dieta todos estos alimentos el cuerpo comienza a repararse y sanarse.

Espero que esta información te haya sido de gran utilidad, y en caso de dudas o alguna inquietud relacionada con este tema, puedes consultarme.

 ¡Un gran saludo mensajera y mensajero de la salud!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0
Abrir chat
¿Necesita ayuda?
Hola 👋 ¿en qué le puedo ayudar?