Según Robert C. Peale, médico y psicólogo graduado en la Universidad de Harvard: “La mejor y más eficiente farmacia está dentro de tu propio sistema…” De este modo, se parte con la afirmación de que la vida es sinónimo de salud.

En primer lugar, es importante destacar que el ser humano a través del tiempo se ha caracterizado por implementar nuevas formas de alimentación y subsistencia a su estilo de vida. Con el paso de los días se van adoptando diferentes parámetros de salud, algunos muy beneficiosos y otros no tanto. En este caso, hay que responder sinceramente la siguiente pregunta: ¿Consideras que tu modo de vivir actual es la más correcta para tu organismo?

Si te has preguntado algunas de estas u otras interrogantes respecto a tu organismo: ¿Por qué me enfermo tanto?, ¿Es normal que sufra de fuertes dolores menstruales?, ¿Debo preocuparme si no hago mis necesidades frecuentemente? Estás frente a un problema con tu cuerpo; déficit con la función de tus órganos y, sobre todo, con tu alimentación habitual.

Es ahí cuando surge la necesidad de estudiar Método Origen. De observar e interpretar la causa de determinada enfermedad, anomalía, dolor o padecimiento. Si bien se sabe que la naturaleza se destaca por renovarse cíclicamente, también el ser humano se caracteriza por tener las mismas cualidades como mecanismo beneficioso para la salud.

Por ejemplo: La cicatrización automática de la piel cuando se presenta una herida abierta, una lesión o hematoma.  Esta cumple su función de regenerarse y curarse automáticamente.

Cada órgano del cuerpo humano cumple su debida función; pero ¿qué sucede cuando el estilo de vida que lleva una persona impide esta tarea o la retrasa arduamente? 

El cuerpo exterioriza su desorden de salud por medio de síntomas. Por ejemplo: Cuando se presentan cuadros de fiebre, el cuerpo toma altas temperaturas y debilidad en los músculos. No obstante, estas señales se han malinterpretado y no se les ha dado la debida atención.

Es aquí cuando se protagoniza el ideal del Método Origen, el cual es determinar el orden y los mecanismos con los cuales el ser humano debe vivir. Estos reordenan cuantitativa y cualitativamente el estado de origen de la salud, trayendo como resultado un individuo sano. No tratando solo la enfermedad sino el origen de su aparición.

Una vez dicho esto, es relevante hablar sobre esta metodología. ¿De qué trata el Método Origen? ¿Qué es realmente? Es el estudio y comprensión de la salud ser humano. Durante los años de investigación se determinó que el cuerpo posee un orden específico y claro para llegar al bienestar completo, sanar correctamente y no enfermarse. Estas órdenes expresan el hábitat original del hombre. 

Durante mucho tiempo, desde que la medicina alópata se encarga de solucionar las enfermedades por medio de fármacos y procesos químicos, los remedios y técnicas de sanaciones naturales han sido puntos de segundo plano. Es por ello que surgen más problemáticas en el ser humano, ya que esto trae consecuencias secundarias y/o reacciones anormales en los sistemas generales del cuerpo por la cantidad de químicos consumidos. 

Método Origen busca cambia ese paradigma y se centra en estudiar directamente la salud de origen y no solo el problema en sí. Este examina el comienzo de la especie humana y analiza los diferentes mecanismos que posee el cuerpo para exteriorizar el estado de salud (positivo o negativo).  

Gastritis

Si estas acá no necesitas que te hable de lo que ya sabes, qué es gastritis, síntomas, enfermedades,  y un largo etc.

Te quiero mostrar una visión nueva de esta enfermedad en donde creemos y sabes que la única manera de ponerle fin a esta enfermedad es hacer algo integral donde todo tu cuerpo este involucrado en la recuperación.

Ahora mismo te expondré el proceso que desencadena la gastritis.

Origen (causa)

Nuestro combustible para poder vivir y estar saludable son los alimentos 

El origen o causa se divide en 2 partes:

  1. Factor externo toxico: acá se agrupan todos los factores dañinos que se encuentran el el hábitat donde vivimos como: agua “potable” , alimentos transgénicos, aire contaminado, señales electrónicas ( wifi, 4g, señales telefónicas, etc.), sol, agroquímicos, más.
  2. Factor toxico por habito o costumbre: actividad física, alimentación y consumo de carne.
Cada una de estas partes ocasionan cambios estructurales y funcionales en los órganos desencadenando una serie de alteraciones dañinas que llamamos síntomas, tales como:
 
  • Acidez.
  • Reflujo.
  • Ardor.
  • Gases.
  • Vómitos.
  • Ganas de comer grandes cantidades de comida repentinamente.

En la siguiente infografía puedes ver lo que te acabo de comentar:

Añade aquí tu texto de cabecera